Principales características de las Tortugas

Las tortugas están formadas por piel y esqueleto interno, la base son las costillas unidas formando una cápsula y están cubiertas por placas óseas.

Los machos poseen la cola más larga y puntiaguda y algunos tienen vientre cóncavo.

Otra característica es que estos animales sienten las vibraciones a través del suelo. La boca tiene forma de pico y carece de dientes, la mandíbula está cubierta por una capa cornea.

Se dividen en tres grupos:
Tortugas marinas
Son grandes y tienen aletas en vez de patas.

Tortugas terrestres
Su caparazón es arqueado y alto. Tienen las patas fuertes y adaptadas para escarbar.

Tortugas acuáticas
Tienen los dedos unidos por membranas y sus patas son aptas para nadar.

Dentro de las tortugas acuáticas la más común es la Pseudemys scripta elegans, que posee las siguientes características:
- Cuando es joven tiene el caparazón redondeado y color verde brillante.
- Presenta una franja roja brillante detrás del ojo.
- La principal dificultad para su mantenimiento es su alto requerimiento de Calcio, Vitamina D y luz solar, esto para poder crecer y desarrollar un caparazón duro.
- Cuando son jóvenes son carnívoras.
- Llegan a medir hasta 30 centímetros.
- Las tortugas macho tienen uñas largas en las patas anteriores.

Alojamiento de las tortugas acuáticas
- Mantienen una vida anfibia, es decir, pasan parte en el agua y parte en la tierra.
- La mayoría permanece más tiempo en el agua que en tierra.
- Necesitan mucho espacio para nadar.
- Se debe mantener una adecuada limpieza en el acuario. Se recomienda utilizar dos tipos de filtros: uno para el fondo y otro de uso corriente en las peceras.
- Se debe poner una superficie seca donde ellas puedan salir a recibir el sol.
- Les gusta esconderse, por lo que es conveniente usar troncos o rocas para este fin.